Título original: El abrazo de la serpiente
Año: 2015
Duración: 125 min.
País:  Colombia
Director: Ciro Guerra
Guión: Jacques Toulemonde, Ciro Guerra
Música: Nascuy Linares
Fotografía: David Gallego (B&W)
Reparto: Nilbio Torres, Antonio Bolívar, Jan Bijvoet, Brionne Davis, Yauenkü Migue, Luigi Sciamanna, Nicolás Cancino
Productora: Coproducción Colombia-Venezuela-Argentina; Ciudad Lunar Producciones / Buffalo Producciones / Caracol Televisión / Dago García Producciones / MC Producciones / Nortesur Producciones
Género: Aventuras. Drama | Naturaleza

`Si los blancos no aprenden, será nuestro fin’

Presentada en el prestigioso Festival de Cannes del pasado año 2015, llego la tan esperada obra del colombiano Ciro Guerra. Precedida de un sin fin de nominaciones, premios y críticas entusiastas, que no hicieron mas que ensalzar nuestro deseo de por fin disfrutarla y descubrir la acertadísima buena fortuna que la acompaña.
Cuenta la historia de la relación entre Karamakate, un chamán amazónico, el último sobreviviente de su especie, que vive en la aislación absoluta y, la relación de este con dos extranjeros que irrumpieron en su vida en diferentes épocas mas por similares motivos. Razón que le ayudará a cerrar su historia para ceder el legado de su tan codiciado conocimiento ancestral así como por fin llenar su alma de recuerdos dejando de ser un ‘chullachaqui’, una cascara vacía de hombre sin emociones.
Basada en los diarios de los primeros exploradores que recorrieron la Amazonia Colombiana, Theodor Koch-Grunberg y Richard Evan esta historia que le costo mucho trabajo a su director sacar a la luz debido a los infinitos desplantes de productores a los que no les cerraba la idea del guión y a la dificultad de encontrar financiación suficiente; por fin, luego de tres años pudo ser rodada, dando sus frutos a un nivel perseguido mas inimaginable.
El cine latinoamericano, atravesando su mejor momento. Filmes argentinos, como la multipremiada ‘Relatos salvajes’ de Szifrón, la chilena ‘El Club’ de Larraìn, la brasileña ‘Que horas ela volta?’ de Anna Muylaert, son apenas insuficientes ejemplos del rico semillero que temporada tras temporada pueblan las grandes pantallas. Y estamos hablando ya no de un cine independiente, tal vez menor en su puesta en escena y apuntando a un público específico sino, de grandes producciones que buscan la necesaria comercialidad sin perder un ápice de la incuestionable fecundidad que portan en sus guiones, tramas y dirección.
Guerra se despacha así con una película en un blanco y negro que lo único que hace es dotar de mas vida a esa selva mágica, por momentos fantasmagórica, pacífica y contenedora de enorme secretos; llevando la memoria del espectador a tantos films de aventuras vistos en el pasado.
Tres personajes la componen, el joven y el viejo Karamakate, el primer explorador Theo y el segundo Evan, dos historias paralelas que convergen en un mismo punto, lograr la expiación del chaman y mostrar la insoslayable miseria del hombre blanco.
Obra plagada de sabiduría, desde el punto de vista autóctono del aborigen; esas enseñanzas ancestrales y universales que promueven el sagrado cuidado de la vida en el estado mas puro, la naturaleza como fuente de supervivencia y como una igual al hombre. Un bien preciado y custodiado con esmero, al que el blanco acude para devastarlo en provechos pueriles o atroces según convenga a sus mas fríos e inescrupulosos intereses.
Desde la recolección de caucho por los europeos con toda la barbarie que por el 1900 trajo, hasta la invasiòn del hombre blanco ‘domesticando’ indígenas, privándoles de sus derechos mas básicos, ‘El abrazo…’ plasma con absoluta claridad la inocencia y pureza del nativo y la avaricia del blanco.

Una historia de aventuras que nos tiene en vilo de principio a fin, rebosante del prístino embrujo aborigen, la única y verdadera paleta con que se pinta el film. Esa que transporta al pasmado espectador a ver la tierra como el lugar sagrado que es, a entender el porque de tan cuidada fe y, a caer rendido ante tal realización hecha desde el respeto al hablar ‘de los de adentro (los kubeos, los minika, los muinane, los magütagü, los yukuna, los karijona y un largo etc. en el que es un irrespeto seguir diciendo indígenas)’ como sostiene Selnich Vivas Hurtado Escritor y profesor de literatura indígena UdeA quien escribió una carta pública al director Ciro Guerra.
Se le ha criticado apenas el final en cuanto a la forma de mostrar el onirismo, con imágenes de colores que nada tienen que ver con el resto del film. Pero ni alcanza para opacar tan honrada obra.
Los sueños, la sabiduría ancestral, el respeto de lo sagrado, lo originario, lo básico de todo ser humano, el universo como un todo dispuesto para el servicio del hombre. Un aborigen que lo honra, un blanco que lo destruye. Un film que no denuncia, no toma partido, entiende al blanco como inconsciente, y busca y aprovecha la coyuntura a fin de romper con lo oficial y que por fin despacharse con un cine tan puro en su forma con en su fértil contenido.

Autor: Pepis @rossbolena
Autor: Pepis
@rossbolena

https://www.youtube.com/watch?v=FdOYd-21qaA

(0)

El abrazo de la serpiente

About The Author
-

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>