Título original: Ville-Marie
Año: 2015
Duración: 101 min.
País: Canadá
Director: Guy Édoin
Guión: Jean-Simon DesRochers, Guy Édoin
Música: Olivier Alary, Johannes Malfatti
Fotografía: Serge Desrosiers
Reparto: Monica Bellucci, Pascale Bussières, Aliocha Schneider, Patrick Hivon, Louis Champagne, rédéric Gilles, Stéphanie Labbé, Marie-Evelyne Lessard, Sandrine Bisson
Género: Drama

No te metas con Almodóvar.

El film narra varias historias que confluyen al final en un mismo lugar. Estamos frente a una obra en la que el hilo conductor es por sobre todas las cosas la soledad. Una actriz que vuelve a su ciudad a filmar una película y se reencuentra con su hijo después de tres años. Un joven que se acaba de separar de su novio y que tiene penas y un gran dolor oculto en su corazón que se expresa físicamente como asma. Una enfermera de emergencias que trabaja doble turno evitando de esta forma llegar a su casa para no sentir el agobio de ser una madre ausente y dos enfermeros choferes de ambulancias, uno de ellos en busca de compañía tapando su desolación con sexo.
El film comienza con una subjetiva de este joven caminado en la noche y al detenerse en una parada de autobuses una desconocida le pide que sostenga a su hijo un instante y se suicida.
Las ausencias, la incomunicación, el aislamiento de estos personajes inmersos en sus labores cotidianas evadiendo sus conflictos, encubriéndolos con vicios, sexo, amores incorrectos.
Una película que se me antoja almodovariana por donde se la mire, sólo que en esta no está Pedro. Es imposible estar ajeno al manchego cuando vemos las escenas en las que Bellucci film la película dentro de la película, esos decorados de colores fuertes, esa música clásica dramática, diálogos trágicos, sufridos, un momento musical en el film, cuando MB canta una canción dedicada a su hijo (Can’t help falling in love de Elvis Presley, justamente escrita por esta para su hija) en el día de su cumpleaños; y hasta el accidente que tiene uno de los personajes ya adentrado el film remite a la grandiosa ‘Todo sobre mi madre’, imposible no reconocerla, tal vez el director canadiense hace un homenaje o tal vez sea una burda copia.
El tomo dramático exagerado y teatral en una prolijísima puesta en escena se torna inverosímil, es claro que el director busca constantemente pero no logra llegar y calar profundo en el espectador. Una pésima dirección de actores, una Bellucci que verdaderamente no se entiende que hace allí, un relato obvio, lleno de lugares comunes, telenovelezco, originando una sensación de no entender si esta hecha en broma o en serio.
Melancolías que no llegan, no golpean, historias de amores homosexuales que quedan truncas, escenas de sexo que no encajan con la historia como se pretende, que no hacen sentir que son simples escudos sustitutos de vidas vacías dolorosas y culposas. Una película de la cual probablemente se espero más y no dio la nota, la propuesta no era de desestimar mas nunca se llegó a plasmar ni cerca en un drama de ausencias.
Cerró en un film chato, vacuo, que si bien mantiene un hilo conductor y la intención es buena, se queda en la superficie, en una ridícula copia a un Almodóvar que con estos se hubiese hecho un festín, una historia que quiso ser coral y acabó solo en un entusiasta intento.

Autor: Pepis @rossbolena
Autor: Pepis
@rossbolena

https://www.youtube.com/watch?v=FB2WPgCyKlQ

(1)

Ville-Marie

About The Author
-

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>