Sanduceros en la Misa de Olavarría (primera parte)

Juan, uno de los encargados de un bus que transportó 44 personas desde Paysandú a la misa en Olavarría, relata en primera persona su experiencia, en la masiva presentación del Indio Solari.

El cruce del puente fue sin problemas, fluido, con el toque de estar cada vez más cerca de la ansiada misa Ricotera. Esperaba un viaje tranquilo, al igual que el anterior, con destino a la última misa en Tandil, hace un año. La hora de partida fue la misma (1 am), la distancia era bastante parecida (casi 700 km), por lo que estimaba que llegaríamos  a las 11 o 12 horas.

Hicimos la primera parada en Las Flores Bs As, ya se veía movimiento continuo y fluido en la ruta, estaba lloviendo, veníamos un poco retrasados pero nada fuera de lo normal.

Unos cuantos kilómetros antes de llegar a Olavarría el tránsito comenzó a tornarse más lento, al punto que los vehículos transitaban por la senda contraria en sentido opuesto, y por la banquina, que por la incesante lluvia estaba llena de barro.

Avanzando por la carretera, visualizamos un cartel que decía: Olavarría 20 km, siendo la hora 13:45. Continuamos avanzando lentamente hasta visualizar el siguiente cartel que indicaba: Olavarría 17 km, lo que nos llamo la atención ya que eran las 14:30, habíamos transitado 3 km en 45 minutos, y faltaba mucho recorrido aun.
Llegando a destino a la hora 18:30, vimos un cartel que decía:
“Bus y Combis 3 km adelante”. Tomamos ese camino. El atascamiento que se había generado era tal, que no pudimos avanzar más de 500 metros, por ello optamos por bajar del ómnibus y continuar a pié.

Quedamos en una rotonda frente a una estación de servicio, miramos para los diferentes caminos que podíamos optar, pero por todos transitaba un volumen considerable de personas, no había información sobre la ubicación exacta del predio, ni orientación para saber qué camino transitar. Unos fuimos por la derecha, otros por la izquierda. Al caminar unas 15 cuadras sin ver mayor presencia de Ricoteros, comenzamos a sospechar que no íbamos por el camino correcto. Preguntamos. Nos informaron que estábamos lejos, debíamos seguir caminando unas 30 cuadras en un sentido, y doblar hacia la izquierda otras 25 cuadras. El show comenzaba a las 21, eran las 19, por lo que la euforia, la ansiedad y los nervios comenzaban a notarse en el grupo.
Como nos indicaron, caminamos las 30 cuadras, hasta que llegamos a una avenida, una avenida plagada de gente, música, feriantes armando sus puestos (recién paraba de llover y el astro rey se hacía presente), iba tomando color, se iba armando el clima, se palpitaba misa Ricotera. Priorizábamos la unión, el permanecer la mayor cantidad de compañeros juntos, para no perdernos. Comenzamos a alentar, a saltar, uno de los compas prendió una bengala, las remeras de los feriantes, el humo de las parrillas prendidas, el grito del ricotero ofreciendo su oferta cervecera nos trasladaba a aquel enérgico Tandil 2016. Íbamos todos como queríamos, felices al punto del llanto. Se acercaba la hora del show por lo que la caravana al predio se unifico masivamente. Eramos todos uno, un movimiento solo de miles movilizándose para llegar a la gloria.

Continua…

Escribe: Juan Almenares

 

 

(1225)

Sanduceros en la Misa de Olavarría (primera parte)

Música | 0 Comments

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>